OPINIÓN

El síndrome de la cara vacía. Como vivir una normalidad sin cubrebocas

Escrito en OPINIÓN el

Fue el 27 de febrero del 2020 cuando se registró el primer caso de coronavirus en México. A partir de ese momento entramos en una vorágine de información que mas que orientarnos nos confundía.

La vida cambió para la mayoría de un día para otro y tuvimos que aprender a vivir (o sobrevivir), a partir de la desinformación propia de enfrentarnos a una enfermedad nueva y desconocida.

Uno de los recursos que se adoptaron casi de inmediato fue el uso de cubrebocas. Conseguirlos se volvió toda una odisea y venderlos un muy buen negocio.

A poco mas de 2 años de haberse presentado ese primer caso de COVID-19 en México las regulaciones sanitarias para la convivencia social se han relajado y estamos dejando atrás muchas de las medidas adoptadas inicialmente. Una de ellas, el uso de cubrebocas y aunque para muchos es una excelente noticia para otros podría significar un cambio abrupto y amenazante en la manera de socializar y enfrentarse al mundo.

¿Qué es el síndrome de la cara vacía?

Se le llama así al miedo o sensación de inseguridad que provoca llevar la cara descubierta, en este caso por dejar de usar cubrebocas. Esta situación la cual se conoce también como mask fishing tiene dos probables factores, el miedo a mostrarse a los demás o el miedo al contagio.

En el primero de los casos el COVID no tiene nada que ver. En este sentido, el mask fishing se presenta en personas que por alguna condición (acné, lunares, dentadura, etc.), se sienten incómodas de compartir su apariencia con los demás y el cubrebocas les funciona muy bien para mantenerla oculta. La mascarilla funcionaba como escudo que ayudaba a ocultar las inseguridades tanto físicas como emocionales.

Pero si el mask fishing se presenta por miedo al contagio es otra historia.

Durante mas de dos años hemos sido bombardeados con estadísticas, noticias, información y experiencias cercanas relacionadas con el contagio y muerte por COVID-19. Hasta el día de hoy (22 de mayo del 2022), en México han muerto un total de 325,000 personas. Nos ha tocado ser testigos de una enfermedad dolorosa, angustiante, costosa y mortal.

Ante estas condiciones, volver a la vida “normal” por supuesto que puede dar mucho miedo.

¿Quiénes son los afectados?

El síndrome de la cara vacía puede presentarse en cualquier persona, sin embargo, son lo adolescentes el grupo mas vulnerable debido estos están en plena etapa de desarrollo y estar sin cubrebocas los puede hacer sentir todavía más vulnerables por estar viviendo los cambios físicos y emocionales propios de la adolescencia. Sin embargo, como ya lo dijimos cualquier persona que se perciba en una situación de vulnerabilidad (sea cierta o no), puede ser susceptible de vivir este síndrome.

¿Cómo superar el síndrome de la cara vacía?

- Lo primero es entender la situación. Ante esto es importante no forzar a la persona y dejar que cada quién vaya avanzando a su ritmo.

- Ir a terapia e iniciar un proceso de acompañamiento terapéutico será de mucha ayuda para asimilar una realidad en la que ya no existe un peligro inminente para poder vivir más relajados.

Poner atención en las emociones. Identificar las propias emociones al momento de sentirlas es un buen inicio para saber como afrontarlas.

- Buscar ser objetivos. Tener información de fuentes oficiales y fidedignas es primordial para estar seguros y protegidos tanto de una amenaza real como para saber identificar un miedo irracional.

Como lo menciono anteriormente, hemos sido testigo de una pandemia a nivel mundial. La información a la que hemos estado expuestos y el ser testigos de la enfermedad, el caos y la muerte no son poca cosa.

Démosle la importancia necesaria a nuestras emociones con respecto a esta experiencia y hagamos lo necesario para superar este evento que para muchos pudo haber sido traumático de manera más sana posible.

Te agradezco cualquier comentario acerca de esta columna y si crees necesitar acompañamiento psicológico profesional con respecto a este tema o conoces a alguien que lo necesite, escríbeme un Whatsapp al número +526671313403 en México y visítame en Facebook en: https://www.facebook.com/juanjosediazi