OPINIÓN

Lo dicho, comendador

Jorge Guillermo CanoCréditos: Línea Directa
Escrito en OPINIÓN el

Aquí ya lo habíamos reiterado y tal y como se señala en el editorial de “La Jornada” (el pasado día 8 del mes en curso) “Desde que comenzó la pandemia de COVID-19, seis compañías farmacéuticas que desarrollaron vacunas contra la enfermedad (Moderna, Pfizer, Biontech, AstraZeneca, Novavax y Johnson & Johnson) ganaron 227 mil millones de dólares en valor de mercado”.

“El valor de mercado de Novavax se disparó en mil 200 por ciento, al pasar de 285 a 3 mil 700 millones de dólares, y el de Moderna lo hizo 630 por ciento, al ir de un monto de 7 mil 600 a 56 mil millones de dólares”.

En efecto, “en más de un aspecto, puede hablarse de una gigantesca transferencia de recursos públicos a estas empresas y sus accionistas, toda vez que las campañas de vacunación fueron sufragadas por los Estados, pero, casi sin excepción, el desarrollo y producción de los fármacos se dejó en manos de las entidades privadas”.

Además, a los grandes medios corporativos “el dinero de los erarios fue transferido incluso antes de que se contara con los biológicos.”

Así es, sin sombra de duda y quieren  seguir con el gran negocio, a costa de los pueblos.

LA COMPLICIDAD NEOLIBERAL

Recuerda el editorial que, en las conclusiones a su 15 edición, realizada en nuestro país del 1 al 6 de mayo, las organizaciones participantes del Foro Social Mundial señalaron que “los gobiernos usaron la pandemia para dar un poder injustificado a los grandes laboratorios privados”.

Es lo que ha venido sucediendo, contando con la supuesta “objetividad” de medios que han hecho el juego a los pandemistas, con frecuencia sin mayor referencia que el dato confuso e inflado.

Sin asomo de duda, ganancias y manipulación, hacen “un recordatorio de que, en el orden neoliberal, el lucro se antepone a la sensatez y a las necesidades humanas, incluso en la más apremiante de las emergencias.”

Y a ver qué sigue.

Y ESTÁN LOS OTROS

Con la literal rapiña que ha venido acompañando a la tal pandemia, “las cinco compañías petroleras más grandes de Occidente ganaron, en conjunto, 36.6 mil millones de dólares en el primer trimestre del año, es decir, alrededor de 400 millones por día. Se trata de ExxonMobil, BP, Shell, Total y Chevron”.

Por su leonina parte, “el conjunto de 50 bancos que opera en el país obtuvo entre enero y marzo pasados ganancias récord por 53 mil 175 millones de pesos, incremento de 50.3 por ciento respecto a los 35 mil 374 millones reportados en el mismo periodo del año previo, reveló la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV)”.

Ganaron, y siguen ganando, más que antes de la pandemia y es la mayor utilidad desde 1998.

Felices están los dueños del dinero con la, en muchos aspectos, innecesaria bancarización.

Y que siga la fiesta.

EN EL TINTERO

-No hay vuelta de hoja, ni ingenuidades a modo: la tal OEA debe desaparecer para dar paso a una verdadera organización que represente los intereses de las naciones de Latinoamérica.

-Que se va, que no se va, que se ampara o no, la tandariola no para. El hecho es que varios de los alcaldes que Sinaloa padece nunca debieron llegar a la silla. Todo mundo lo entiende. cano.1979@live.com).